Oporto en 24 horas

Oporto, a tan solo hora y media en coche de mi ciudad, ha representado para mí el inicio de mi relación con el país vecino. Llevo yendo a Oporto desde que todavía pedían el pasaporte en la frontera. La he visto crecer y modernizarse. He visto llegar a los primeros turistas y después al turismo en masa.

A continuación os propongo pasar 24 horas en Oporto, a mi manera, como acabo de hacer. Desde la visita al mercado temporal de Bolhão, hasta un taller para hacer tu propio pastel de nata, pasando por un precioso atardecer a la orilla del Duero. ¿Te vienes?

Mercado temporal de Bolhão

El Mercado de Bolhão de Oporto es un tradicional mercado donde se pueden encontrar puestos de frutas, verduras, pescados, flores etc, en un ambiente muy local y amable. Actualmente está en remodelación, por lo que existe un mercado temporal aquí, en la planta baja de un centro comercial.

Es una visita muy interesante, yo me lo pasé genial empezando el día allí.

Mercado de Bolhão
Mercado de Bolhão

Aliados y Estación de São Bento

Aliados es la plaza principal de Oporto, donde está el ayuntamiento, y por donde seguro vas a pasar. Muy cerca se encuentra la estación de tren de São Bento, visita obligada en la ciudad, ya que sus paredes de azulejo la hacen tremendamente especial, convirtiéndola en uno de los puntos más emblemáticos.

São Bento
São Bento

Jardines del Palacio de Cristal

Continuamos el día en los jardines del Palacio de Cristal, que son unos jardines públicos. Aunque ya no hay ningún palacio como tal dentro del parque, sí lo hubo en el pasado y fue el que dio nombre al conjunto.

Es un sitio ideal para hacer un picnic, pasear, o relajarse con sus preciosas vistas a la desembocadura del Duero.

De camino pasamos por la torre de Clérigos, zona a la que volveremos a cenar por la noche, y por la librería Lello e Irmão. Lejos quedan los tiempos en los que se entraba gratis a esta librería que parece que inspiró a J.K. Rowling en la escritura de una de las novelas de Harry Potter. La entrada son 5 euros que te descontarán si compras un libro.

Jardines del Palacio de Cristal
Jardines del Palacio de Cristal

Comida y Catedral de Oporto

Después volvimos al centro para comer en el Centro comercial Via Catarina, donde puedes comer de todo en alguno de los restaurantes de la planta de arriba. Si todavía no has probado la francesinha, que es un plato típico de la ciudad, te recomiendo que vayas al Café Santiago, muy cerca de allí, y vivas la experiencia.

Después de comer, hacemos una paradita en la bonita plaza de Batalha, para después subir a la Sé, que es la catedral de Oporto. Continuamos la ruta bajandio al río por las estrechas y tradicionales calles que salen de la catedral. Es un barrio recientemente reformado y con mucha esencia portuguesa, hacía mucho que no iba por allí y ¡me encantó!

Catedral de Oporto
Catedral de Oporto

Ribeira y Vilanova de Gaia

Por fin llegamos a la Ribeira, y hacemos algo que ya es costumbre si el tiempo acompaña, tumbarnos a la orilla del Duero a tomar el sol mientras escuchamos música callejera. Después de este momento de relax, cruzamos el puente Luis I hacia Vilanova de Gaia, donde callejeamos entre las bodegas, acabando tomando unas cervezas mientras vemos la puesta de sol.

Si es tu primera vez en Oporto, yo aprovecharía para coger el teleférico en Gaia (5 euros ida) y ver la panorámica desde el final del recorrido. Se regresa al centro cruzando de nuevo el puente Luis I, pero por arriba.

Vilanova de Gaia
Vilanova de Gaia

Cena en Clérigos

Llegada la noche, en la zona de Clérigos empieza el bullicio. Llena de restaurantes y bares de todos los estilos, he de confesar que yo siempre soy fiel al mismo restaurante, Zé Bota. Me encanta la comida y me parece que la relación calidad-precio es muy buena. Nosotros esta vez nos decantamos por unos secretos de cerdo ibérico con arroz de feijão, vino de la casa, y una deliciosa mousse de chocolate, saliendo a unos 20 euros/pax.

Si tienes ganas de una copa, en la calle Galería de París y paralela encontrarás muchas opciones.

Cena en Zé Bota
Cena en Zé Bota

Taller de natas

Tras desayunar un lanche misto en la Confeitaria Belo Mundo, finalizamos las 24 horas con un taller para hacer tu propio pastel de nata a primera hora de la mañana siguiente. Puedes reservar tu plaza aquí.

Nos lo pasamos genial haciendo nuestros propios pasteles con Joana, siguiendo la receta de su abuela en un ambiente muy internacional. La verdad es que hacer el hojaldre no resulta muy fácil, pero estoy deseando probarlo en casa. Ya os enseñaré el resultado en Instagram.

Resultado del taller de natas
Resultado del taller de Natas

Recomiendo que el alojamiento lo busquéis cerca de la calle Santa Catarina. El Moov Hotel Porto Centro es muy conveniente y suele estar bien de precio.

Si quieres seguir leyendo sobre Portugal haz click aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *