Lisboa

Mi relación con Lisboa es muy especial, desde que la pisé de erasmus en el 2008, no paré de ir al menos dos veces al año hasta que finalmente me instalé allí en el 2013, dejándola en el 2015 por motivos personales/profesionales, con una profunda saudade que sigo sintiendo hoy en día.

Aprovechando que vivo a sólo 4 horas en coche de allí, procuro ir más o menos cada tres meses, para poder volver a oler sus brasas, subir sus cuestas, escuchar su fado, y perder la mirada en el río Tejo, sintiendo que es una ciudad tan bonita, que lo tiene todo para poder soñar despierto.

A lo largo del blog escribiré mucho sobre Lisboa, ahora sólo pretendo dar una pincelada rápida escribiendo algo genérico sobre lo que me pregunta mucha gente:

¿Qué ver?

¿Dónde dormir?

¿Dónde comer?

¿Dónde tomar una copa?

¿Qué ver?

La ruta de las plazas

Algo que destaca en Lisboa son sus maravillosas plazas, empezando el recorrido en Restauradores, desde donde se ve la lujosa Avenida da Liberdade (con quioscos ideales en verano para tomar algo), se puede continuar a Praça da Figueira y Rossio, para seguir hacia el río desembocando en la impresionante Praça do Comércio.

Una ver allí aconsejo continuar hasta la Casa dos Bicos, para luego subir al antiguo barrio de Alfama.

Alfama

Alfama es el barrio más antiguo de Lisboa, y donde se puede ver la verdadera esencia Lisboeta, sus estrechas calles, sus rincones, miradores, y olor a sardinha en las Festas de Santo Antonio, la convierten en una de las zonas más especiales de la ciudad.

Por allí pasa el tranvía 28, popular tranvía amarillo de toda la vida que sube desde el Cementerio de Prazeres, y que ya más que un medio de transporte se ha convertido en una gran atracción turística.

En Alfama encontraremos la catedral de Lisboa, su castillo, y muchas, muchas cuestas. Recomiendo ir subiendo hasta el barrio de Graça, si bien no es recomendable para todos los públicos hacerlo andando, siempre se puede subir en tranvía, o tuk-tuk.

En Graça está el mirador más impresionante de la ciudad, el de Senhora do Monte. Una vez allí sí que es aconsejable bajar andando a Intendente, siguiendo las vías del tranvía, hasta el barrio de Intendente, el más multicultural en la ciudad.

Intendente

Cuando fui a Lisboa de Erasmus, este barrio resultaba bastante peligroso, o más que peligroso, si te desviabas un poco de la calle principal, (Almirante Reis), podías acabar en callejuelas de trapicheos o cosas por el estilo.

Hoy en día es una zona emergente a nivel hípster, dicen que del estilo de Lavapiés en Madrid. Recomiendo ir caminando por Almirante Reis hasta llegar al Largo do Intendente, y allí tomarse una cervecita en la Casa Independente, es un lugar verdaderamente sorprendente.

Después de la parada técnica, se puede continuar la avenida hasta Martim Moniz, donde se puede hacer otra parada en el TOPO, una terracita de lo más chula en el ático de un centro comercial, y así ya se habrá cerrado el círculo:

Paseo hasta Belém

Otra de las zonas más turísticas de Lisboa es la de Belém, con su torre, su monasterio, su monumento a los descubridores, y por supuesto, con sus deliciosos pasteles.

A mí me gusta ir andando y volver en bus/tranvía, con una parada estratégica justo debajo del puente 25 de abril, pero claro está que es una buena caminata, en cualquier caso, hay transporte público frecuente desde Cais do Sodré.

Si el punto de inicio es Cais do Sodré se puede aprovechar para ir en metro hasta Baixa/Chiado y salir del lado del Largo de Camões, donde se puede ver el largo y adentrarse en las callejuelas del Bairro Alto. Después ya se puede bajar hasta Cais a por el tranvía o bus, o para empezar la ruta a pie para los más valientes.

¿Dónde dormir?

Sin coche

Sin coche lo ideal será quedarse por Baixa/Chiado, pues es el centro y queda a mano de los principales intereses turísticos.

Con coche

Con coche, Baixa/Chiado puede convertirse en una pesadilla para poder aparcar, o en un atraco en un parking, lo más recomendable en este caso es la zona de Arroios, está muy bien y un taxi de vuelta por la noche te costará 5 euros y medio.

¿Dónde comer?

Mis sitios favoritos son:

Desayuno:
  • Padaria Portuguesa: Ideal para desayunar barato y bien, mención especial al Pão De Deus Misto. Hay varias por Lisboa, básicamente en cada esquina.
  • Foodprintz: Este es un concepto que me encanta, combina comida vegana con clases de yoga, meditación y charlas, los desayunos están espectaculares y son sanísimos, está muy cerca de la plaza de Marqués de Pombal, si se va aquí es una buena idea visitar los jardines de Eduardo VII.

Cena:
  • Atalho Real: Me encanta este sitio, la carne está deliciosa y en verano tienen una terraza que hace que puedas pasar una noche espectacular en Principe Real.
  • Sushima: Para comer sushi hasta decir basta siempre voy a este sitio, por veintipocos euros te ponen sushi hasta que no puedas más, y de una calidad aceptable.
  • Adega do Ribatejo: Para escuchar Fado voy aquí, una tasca familiar donde degustar platos portugueses mientras escuchas las canciones más típicas de Fado.
Cualquier hora:
  • LX Factory: este es un sitio más que recomendable para ir a tomar algo o comer, y después dar un paseo por sus tiendas. Es una antigua zona industrial reconvertida en una zona de tiendas y restaurantes de lo más moderno del momento. Queda justo debajo del puente 25 de abril.

¿Dónde tomar una copa?

Bairro Alto

Bairro está lleno de bares, si bien llegada una hora no es el ambiente más selecto, pero la fiesta está asegurada hasta alrededor de las 3 de la mañana los fines de semana.

Cais do Sodré

Yo recomiendo ir a Cais a tomar una copa, el ambiente es mejor, y hay bares muy chulos por la Rúa Rosa, como por ejemplo la Pensão Amor. Además, los bares abren hasta más tarde.

Largo do Intendente

Es la zona más alternativa, un ambiente más modernillo y más bien de treinta y tantos, a mí me gusta mucho, es más tranquilo.

Discotecas
  • LUX: Templo de música electrónica hasta el amanecer.
  • Radio-Hotel: Está bastante bien, queda en la zona de Alcântara.
  • Incógnito: La Lisboa más alternativa.
  • Meninos do Río (verano): noches de verano en Cais do Sodré.

Playas

Lo más cómodo desde el centro de Lisboa es ir a la zona de Cascais, recomiendo ir a la Praia da Duquesa y dar una vuelta en Stand Up Paddle por la bahía.

Después una buena opción es el brunch del hotel Villa Italia (previa reserva), y un paseíto hasta la Boca do Inferno, unos acantilados.
Con coche se puede continuar hasta la Praia do Guincho.

¿Y la zona de la Expo?

No lo considero indispensable, ya que para mí no representa la esencia lisboeta y queda bastante a desmano. En cualquier caso, está bien para dar un paseo por la zona o para ir al acuario.

¿Voy a Sintra?

¡Sí! Si crees que ya has visto lo indispensable en Lisboa coge un tren desde la estación de Rossio y vete a Sintra. Lo mejor son el Palacio da Pena y la Quinta da Regaleira, de tener que escoger uno elegiría la Quinta.

Recomiendo comer en el restaurante O Apeadeiro y comprar unas queijadas y travesseiros en la pastelería Periquita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *