Koh Rong Samloem

Koh Rong Samloem es una isla paradisíaca pero también salvaje. Optamos por ella, y no por su hermana mayor, la isla de Koh Rong, buscando un ambiente más relajado y no nos defraudó. He de decir que allí viví momentos buenos y no tan buenos. Buenos, por la tranquilidad de la isla, su naturaleza, sus playas de arena blanca y agua caliente y sus platos jemeres descalzos junto al mar. No tan buenos, porque la selva y sus bichos están siempre acechando.

Alojamiento

Bungalow con ventilador en Sweet Dreams Samloem. Situado en la playa principal y con un desayuno increíble incluido en el precio. No cometáis nuestro error y garantizad que vuestro alojamiento en la isla cuente con aire acondicionado.

Llegada desde Sihanoukville

Llegamos a Sihanoukville desde Siem Reap a primera hora de la mañana. La verdad es que el autobús nocturno, de la compañía Giant Ibis, me resultó comodísimo, pues son camas y con el cansancio que ya llevaba acumulado del viaje poco aguanté despierta y me levanté sólo media hora antes de llegar a nuestro destino.

Probablemente las playas de Sihanoukville no sean las más bonitas y limpias que os vayáis a encontrar en este viaje. Son frecuentadas sobretodo por turistas chinos y de otros países. Los ferrys a la isla, salen hasta primera hora de la tarde. Comprad siempre los billetes, con el viaje de vuelta abierto, en los mostradores que hay en el embarcadero. No os fieis de nadie que os los quiera vender antes.

Koh Rong Samloem
Koh Rong Samloem
Koh Rong Samloem
Koh Rong Samloem

Plancton

Una de las cosas más especiales que hicimos fue ver el placton marino luminiscente. Para eso contratamos una excursión y te adentran al mar por la noche en barca. Una vez allí te tienes que tirar con tus gafas de snorkel y nadar o agitar de alguna forma el agua para empezar a ver las estrellitas, que acompañan a tu movimiento. Un fenómeno natural precioso.

Trekking

A continuación, os detallamos dos rutas de senderismo que hicimos. Partiendo de la playa principal, Saracen Bay, y adentrándose en la parte más selvática de la isla. No os olvidéis de vuestro calzado porque este camino no se puede hacer con sandalias.

Sunset Beach. El recorrido que está señalizado, atraviesa la isla de un lado a otro, por su parte más corta, en menos de media hora. Se inicia en la zona central de Saracen Bay, por una pista de cemento que posteriormente se convierte en tierra. El trayecto es fácil hasta la parte del descenso, que si bien no es muy pronunciado, se hace por un terreno bastante rocoso, con la asistencia de dos cuerdas laterales. Después tocará subirlo para volver. Una vez en la otra ladera de la isla, os encontraréis una coqueta playa con la arena de tono dorado, y que como su nombre indica, es la mejor para disfrutar de la puesta de sol. Aquí hay también algún bar y alojamiento. Procurad llegar con margen suficiente para contemplar el bonito espectáculo y regresar antes de que caiga la noche.

Faro de Koh Rong Samloem. El faro y las baterías militares, son un vestigio de la época colonial francesa. Por el precio de un dólar se puede acceder, por unas rudimentarias escaleras que van subiendo varias plantas circulares de una en una. Merece la pena, pues las vistas desde lo alto que alcanzan a Sihanoukville y al sur de Camboya, permiten también observar a la isla desde un extremo y hacerse una idea de su dimensión. No es una ruta difícil pero sí requiere de cierto tiempo, sobre una hora en cada sentido, saliendo desde la punta sur de Saracen Bay. El camino que se adentra en una selva, a veces está un poco invadido por la vegetación, pero se puede avanzar por algún terreno abierto paralelo al mismo. Es sin duda una buena ocasión para descubrir la naturaleza del lugar.

En busca del faro de Koh Rong Samloem
En busca del faro de Koh Rong Samloem

No te pierdas esta entrada sobre Camboya y los camboyanos

No te pierdas estos 10 consejos para tu viaje a Tailandia y Camboya

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *