Kampot y alrededores

Nuestro plan inicial no era pasar por Kampot, pero nos hablaron muy bien de este lugar, y menos mal que seguimos el consejo.

Después del ritmo frenético de Angkor y el paraíso salvaje de Koh Rong Sanloem, me sentía verdaderamente agotada. Por eso Kampot apareció como un oasis en el medio del desierto, un sitio limpio, donde la gente te ayudaba sin pedir nada a cambio y la tranquilidad reinaba en cada esquina. Tanto es así que decidimos quedarnos una noche más.

Alojamiento

Nos alojamos en el Monkey Republic Kampot. Es un lugar con muy buen ambiente, super bien situado y conveniente. El bar es ideal para tomarte unas cervezas y picar algo a muy buen precio.

Día 1: rotondas de Kampot y mercado nocturno

Llegamos desde Sihanoukville en una rústica minivan. Nada más desembarcar nos sorprendimos con esta bonita ciudad de aires franceses, donde todo pasa muy despacio y venden queso, baguettes y croissants.

Si algo caracteriza a Kampot además de su tranquilidad y su belleza, son sus originales rotondas, por lo que dedicamos la primera tarde a verlas y a pasear por su bonito mercado nocturno. Nos sorprendió que aquí los vendedores no se te echan encima para que compres. En Kampot el tiempo se para y se respira paz.

Kampot
Kampot
Rotonda a los recolectores de sal
Rotonda a los recolectores de sal
Famosa rotonda del durian en Kampot
Famosa rotonda del durian en Kampot

Día 2: salinas de Kampot, lago secreto, plantaciones de pimienta, mercado del cangrejo y playa de Kep

Al día siguiente hicimos una excursión en tuk-tuk donde visitamos las salinas de Kampot, el lago secreto, y las plantaciones de pimienta de La Plantation. La Plantation es un lugar verdaderamente mágico, fundado por una pareja franco belga, que además de cultivar una de las mejores pimientas del mundo contribuye a la escolarización de niños en esa región. Un proyecto verdaderamente admirable e interesante que recomendamos que conozcáis.

Lago secreto
Lago secreto
La Plantation
La Plantation

La pimienta está deliciosa, nosotros nunca habíamos probado nada igual, ¡Vinimos con la maleta llena!

Flor de la pimienta
Flor de la pimienta

Continuamos la visita en Kep, donde comimos un rico cangrejo en su mercado y dimos una vuelta por la playa, muy local y donde verás escenas típicas de Camboya, como gente bañándose con ropa de calle, o las familias y grupos de amigos comiendo en una esterilla el suelo, en el paseo marítimo.

Cangrejo en Kep
Cangrejo en Kep

Si estás de ruta por el país y quieres ver algo más que templos, ciudades, selva y playas, merece mucho la pena que dediques al menos un par de días a esta zona.

No te pierdas esta entrada sobre Camboya y los camboyanos

No te pierdas estos 10 consejos para tu viaje a Tailandia y Camboya

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *