Comer en Lisboa por barrios

Con mucha ilusión os presento esta guía para comer en Lisboa por barrios. Desde sushi hasta comida brasileña, pasando por tapas portuguesas o hamburguesa. Da igual en qué barrio estés, seguro que alguno de estos sitios los tienes a mano.

Atalho Real, deliciosa carne en Príncipe Real

Dentro de un antiguo palacio árabe reconvertido en galería comercial se encuentra Atalho Real, un sitio que te conquistará lo con su deliciosa carne de primera calidad que se deshace en la boca.

En verano, sus noches en la terraza son el plan perfecto para empezar la noche lisboeta. El precio depende del tipo de carne que pidas, una media de 25 euros pax.

Para más información sobre Príncipe Real haz click aquí.

Taberna Sal Grosso, tapas portuguesas en Santa Apolónia

Este sitio fue un gran descubrimiento para comer en Lisboa. En una subida cerca de la estación de tren aparece Taberna Sal Grosso, sin carta y sin teléfono. Un menú escrito en una pizarra y un sistema de reservas a través de mail o Facebook, no les hace falta nada más. Es sin duda un sitio muy especial, donde se come riquísimo y te tratan como en casa.

Para dos personas te recomiendan pedir entre 3 o 4 platos, pues son pequeños. Mención especial al bacalhau à Brás , de los mejores que he probado nunca.

Después del postre viene la sorpresa final, donde el dueño te pone en la mesa todos sus licores de los que te puedes servir sin remordimientos.

El precio medio son 25 euros pax.

Bacalhau à Brás en Taberna Sal Grosso
Bacalhau à Brás en Taberna Sal Grosso

Zé da Mouraría 2, raciones gigantes en Arroios

Zé da Mouraría 2 es el hermano de Zé da Mouraría que abre por la noche. Un ambiente muy local, con gente mayoritariamente portuguesa.

Raciones gigantes, una para dos o para tres personas, y vinos alentejanos exquisitos.

El precio medio por persona con vino no llega a 20 euros.

Costilla en Zé da Mouraría 2
Costilla en Zé da Mouraría 2

Sushima, sushi hasta que no puedas más en Chiado

Sushima es el sitio perfecto para comer sushi en Lisboa. Te ponen un menú degustación del que puedes repetir piezas hasta la saciedad por 20 euros persona. No incluye bebida.

Sushi en Sushima
Sushi en Sushima

Ground Burger, hamburguesa en São Sebastião

Había escuchado que este era el mejor sitio para comer hamburguesas en Lisboa, y cierto es que está deliciosa. Su pan es tipo brioche, y puedes acompañarla con alguna de sus múltiples cervezas artesanas.

No probé sus postres, pero por lo que vi, ¡saben hacerlos muy bien!

El precio medio está por los 20 euros persona si te pides una cerveza artesana.

Hamburguesa del mes en Ground Burguer
Hamburguesa del mes en Ground Burguer

O Eurico, comida portuguesa en Mouraria

O Eurico es una auténtica tasca portuguesa en plena Mouraria.

Sin reservas, haciendo cola y en mantel de papel, puedes comer un buen bacalao a la casa por menos de diez euros.

Su vino de la casa baja muy bien y también es muy barato. ¡Y no te pierdas los postres!

Bacalao a la casa
Bacalao a la casa

Cozinha de Rosália, comida brasileña para llevar en Ajuda

Fui a este sitio siguiendo un artículo de la Time Out, y ¡qué gran acierto!

He de reconocer que pensaba que era un restaurante, pero cuando vi que era para llevar no me importó nada, a unos 15 minutos andando hacia Belém hay un parque con mesas donde comer tranquilamente los manjares brasileños que aquí cocinan.

Los platos varían cada día, y la mayor parte de sus ventas entiendo que las hacen a través de Glovo o Uber eats. El cocinero es encantador y se para en cada detalle para que tu comida quede perfecta. Nos contó que los ingredientes son de primera calidad y que entre sus clientes se encuentra la mismísima Madonna.

Sin duda un acierto en Ajuda, barrio que además me encantó descubrir, muy cerquita de Belém, así que después de comer ya sabéis a donde podéis ir a tomar el café y el postre.

El precio es de unos 5,5 euros ración.

Feijoada de Cozinha de Rosália
Feijoada de Cozinha de Rosália

Chino Clandestino, auténtica comida china en Martim Moniz

Los chinos clandestinos de Martim Moniz ya son cada vez menos clandestinos, pero igual de interesantes. En Rua do Benformoso se encuentran dos de ellos, y si ambos están llenos te llevan a otro subiendo para Mouraría.

Es desde luego una experiencia auténtica y rica para comer comida china en Lisboa en un ambiente muy peculiar.

Te puedes poner las botas y no pagarás más de 10 euros por persona.

Manjares de uno de los chinos clandestinos
Manjares de uno de los chinos clandestinos

Para más información sobre Lisboa visita esta entrada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *