Chiang Rai

Chiang Rai, ¿Qué decir de Chiang Rai?. La verdad es que nos quedamos alucinados allí, nos hubiese gustado pasar una noche más en este precioso lugar.

Visitamos los templos azul y blanco donde mantuvimos la boca abierta todo el rato, cenamos nuestro primer hot pot en su precioso mercado nocturno, paseamos por sus calles y tuvimos claro que era un lugar donde íbamos a volver.

Alojamiento

Aquí sí que tengo claro que repetiría el hostel una y mil veces, el Busket Hostel tiene todo lo necesario para tu estancia en Chiang Rai. Limpio, all day breakfast, y pegado a la estación de autobuses. No se puede pedir más.

Día 1: Blue temple y mercado nocturno

La verdad es que estábamos tan inmersos viviendo el momento que se nos echó el tiempo encima con la logística de como ir hasta Chiang Rai y salimos más tarde de los esperado de Chiang Mai. Es recomendable comprar el billete al menos el día antes para que nos os pase lo mismo.

En cualquier caso contamos con la suerte de que el maravilloso e inigualable templo azul no cerraba hasta las 8 de la tarde, así que nada más llegar nos dirigimos allí en Grab. Puedo decir que estuve sonriendo desde que llegué hasta que me fui. Es realmente precioso, una vez más me faltan las palabras para poder describir lo que sentí allí dentro, lo recordaré siempre.

Lo que sí que es cierto es que es un templo muy turístico y moderno. Nos encontramos allí con gente budista de otros países del sudeste asiático que lo definieron como parque de atracciones.

Blue temple en Chiang Rai
Blue temple en Chiang Rai
Blue temple en Chiang Rai
Blue temple en Chiang Rai

Para culminar el día fuimos al cenar un hot pot al mercado nocturno. Esto consiste en una olla de barro en brasas con agua, salsas y especias donde vas poniendo los ingredientes que te dan en crudo para cocinarlos. Pescado, carne y verduras. Cenaza. Amamos Chiang Rai.

Hot pot
Hot pot

Día 2: White temple, torre del reloj, mercado central y Wat Phra Kaew

Este día volábamos por la tarde de vuelta a Bangkok. Amanecimos temprano para coger un autobús en la estación de buses al White temple. No gastes más dinero del necesario y vete en autobús, la experiencia es increíble, rodeados de locales en un vehículo que en nuestra ciudad estaría en el desguace. Al lado del conductor y como siempre, amabilidad por los cuatro costados.

El templo, también es muy moderno y está más considerado una atracción turística que un lugar donde se practique el budismo. En el interior, en la pared que queda a tu espalda cuando entras, tienes super héroes en miniatura como Spiderman, Matrix, Superman o Batman. Merece la pena girarse.

White temple
White temple
White temple
White temple
White temple
White temple

Después volvimos al centro y dimos un paseo hacia el mercado viendo la torre del reloj.

Paseando por el mercado de Chiang Rai
Paseando por el mercado de Chiang Rai

Nuestra última parada antes de irnos al aeropuerto fue Wat Phra Kaew, un precioso templo donde se albergaba el famoso buddha esmeralda que ahora se encuentra en el Gran palacio de Bangkok. En su lugar hay una réplica.

¡Nos encantó Chiang Rai!

Sigue leyendo sobre Tailandia en los artículos de Bangkok y Chiang Mai

No te pierdas estos 10 consejos para tu viaje a Tailandia y Camboya

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *