Lisboa

Mi relación con Lisboa es muy especial, desde que la pisé de erasmus en el 2008, no paré de ir al menos dos veces al año hasta que finalmente me instalé allí en el 2013, dejándola en el 2015 por motivos personales/profesionales, con una profunda saudade que sigo sintiendo hoy en día.

Aprovechando que vivo a sólo 4 horas en coche de allí, procuro ir más o menos cada tres meses, para poder volver a oler sus brasas, subir sus cuestas, escuchar su fado, y perder la mirada en el río Tejo, sintiendo que es una ciudad tan bonita, que lo tiene todo para poder soñar despierto. Continuar leyendo “Lisboa”