Camino de Santiago Portugués desde Valença do Minho

Confirmamos que es cierto eso de que el camino de Santiago engancha. Después de nuestra primera experiencia en el Camino Francés, el más popular, y que puedes leer aquí, llevábamos tiempo con ganas de más y por fin ha tocado volver a echarse la mochila a la espalda para vivir el espíritu de superación y confraternidad que sólo se puede conocer caminando a Santiago. Esta vez nos hemos decantado por el Camino de Santiago Portugués.

El Camino Portugués, que cada año va a más y es ya la segunda ruta más transitada. Quizás sea también el mejor camino para principiantes. Al discurrir cerca del mar, muchas etapas son prácticamente planas y muy asequibles.

Ojo, porque existe también el Camino de Santiago Portugués de la Costa, que transcurre más pegado al mar y confluye con el principal en Redondela. Sin embargo lo más frecuente es empezar desde Tui. Nosotros decidimos comenzar al otro lado del río, en Valença do Minho, a donde llegamos en tren desde Vigo.

Por apenas 2 kilómetros más, se puede conocer la ciudad amurallada medieval de Valença do Minho y cruzar la frontera entre Portugal y España por el puente internacional. Y además, ya que este es el Camino de Santiago Portugués, pues queríamos empezar desde allí. En total fueron 121 kms, repartidos en 5 días, aunque se podría hacer más cómodo en 6 días.

Etapa 1. Valença do Minho – Redondela.

Distancia: 33,50 km – Duración: 08:30h

Llegada: Trencelta de Vigo a Valença do Minho

Alojamiento: Albergue A Rotonda. En la entrada de Redondela. De agradecer después de una etapa tan larga.

Esta etapa se puede dividir en dos de unos 15 kms. Tui-Porriño y Porriño-Redondela. Nosotros decidimos devorarla ya el primer día, y poco a poco, como enseña el Camino de Santiago, todo se va consiguiendo, o casi todo.

Salimos de la estación de tren de Valença do Minho, subimos a su ciudadela medieval desde donde se ve la imponente Catedral fortaleza de Tui al otro lado del Miño y descendimos para cruzar el puente internacional.

Continuamos por el paseo fluvial ya en el lado español, antes de subir al casco histórico de Tui. A la salida de la ciudad está la Ponte das Febres. Se dice que aquí, San Telmo, patrón de Tui, en su camino a Santiago tuvo que dar la vuelta afectado por la fiebre, para regresar a Tui, donde moriría.

Cruzamos los bonitos bosques de Ribadelouro y hacemos un descanso bajo las pinturas murales de Xai Óscar. Ya veréis que es imposible no verlas y parar un rato.

Descansando en el Camino de Santiago Portugués
Descansando en el camino

Después nos enfrentamos a la disyuntiva de qué desvío tomar, si la ruta tradicional, que atraviesa un polígono industrial o la nueva variante que supone un kilómetro a mayores pero regala un magnífico paisaje.

Vieira del Camino de Santiago Portugués
Vieira del Camino de Santiago

Tras la parada para comer en Porriño, volvemos a un paisaje más rural. Descansamos en la aldea de Rúa, junto al pazo de Mos, antes de afrontar el tramo final de esta larga etapa y también su subida más pronunciada, hasta la capilla de Santiaguiño para el posterior descenso hasta Redondela, donde nos sorprenden sus ricas tapas!

Etapa 2. Redondela – Pontevedra.

Distancia: 19,60 km – Duración: 05:00 h

Alojamiento: Dpaso Urban Hostel . Más próximo al centro y acorta un pelín la etapa siguiente.

Después del duro día anterior y de descansar bien, atravesamos los parques de Redondela y salimos hacia Cesantes adentrándonos en la zona interior de la ría de Vigo. En general la etapa es fácil y quizás lo más complicado sea la subida que hay al poco de empezar.

En esta etapa vemos a muchos peregrinos por nuestra misma ruta pero en sentido contrario. Es el Camino de Fátima, que aprovecha los mismos tramos pero en dirección a Portugal y se señala con flechas azules.

Flechas amarillas a Santiago, las szules a Fátima
Flechas amarillas a Santiago, las azules a Fátima

Tomamos un café en Arcade y después cruzamos el puente medieval sobre el río Verdugo para asombrarnos con la belleza de Pontesampaio. Señalar que desde aquí hasta Pontevedra no encontramos sitios a mano para comer.

Recomendamos tomar el desvío para entrar en la ciudad por la senda fluvial, es mucho más auténtico. Y no alojarse nada más llegar a Pontevedra, pues en esta zona no hay mucho que hacer. Mejor por aquí.

Etapa 3. Pontevedra – Caldas de Reis.

Distancia: 21,10 km – Duración: 05:15 h

Alojamiento: Albergue Celenis. Aunque no es el más céntrico, está cerca del lavadero de aguas termales y con ambiente en la zona.

Empezamos el día cruzando el centro de Pontevedra y visitando la iglesia de La Peregrina. Qué mejor que su protección para unos caminantes a Santiago. Es posible que ya hayas pasado por esta zona el día anterior después de terminar la etapa. Atravesamos el río Lérez y vamos dejando atrás la ciudad y adentrándonos en una zona rural.

A Peregrina, en Pontevedra
A Peregrina, en Pontevedra

Es otra etapa facilita y llana. La parada para un café la hacemos en San Amaro, después de la única subida destacable. En adelante, es un paisaje mágico porque el Camino de Santiago Portugués se entrecruza con muchos viñedos. Estamos en la zona de la Denominación Rías Baixas.

Viñedos de Rías Baixas en el Camino de Santiago Portugués
Viñedos de Rías Baixas

Sin darnos cuenta vamos entrando en Caldas de Reis, ciudad famosa por sus aguas termales y que cuenta con algún balneario con mucha historia. Sin embargo no es necesario entrar en ellos para probarlas. Hay dos fuentes públicas donde es frecuente que los peregrinos le den un merecido capricho a sus pies: La Burga y el Lavadero. Id preparados con sandalias y disfrutad!

Etapa 4. Caldas de Reis – Padrón – Angueira de Suso (A Escravitude)

Distancia: 25,90 km – Duración: 06:00 h

Alojamiento: Hostal HK. Trato muy familiar y buena comida. Escaso desvío de la ruta.

En principio esta etapa termina en Padrón, sin embargo decidimos continuarla unos kilómetros más allá debido a que es un poco más corta de lo normal y queríamos acortar la distancia con Santiago para el último día.

Este tramo tiene varias zonas rurales y de bosque con mucho encanto y tampoco es especialmente complicado. Después de atravesar el puente sobre el Ulla, entramos en Padrón, famoso por sus pimientos y también por ser el lugar de origen del escritor Camilo José Cela, y aquí merece la pena pararse un rato.

Caminando entre bosques a Santiago
Caminando entre bosques a Santiago

Además de eso, Padrón es un punto clave en la historia del Camino de Santiago. Se dice que aquí desembarcaron los restos del Apóstol en su traslado a Compostela. No todos saben que en la iglesia de Santiago, bajo su altar, se encuentra «El Pedrón», punto al que sus discípulos amarraron su barca. Y de hecho, otros caminos de Santiago prolongan su ruta para terminar aquí.

El Pedrón en el Camino de Santiago Portugués
El Pedrón, amarre de la barca del Apostol Santiago

Al salir de la ciudad, merece la pena visitar también la colegiata de Iria Flavia. Continuamos todo lo que podemos para dejar menos camino para el día siguiente y optamos por buscar alojamiento en la zona entre Escravitude y Picaraña. Cenita, cama y al día siguiente, Santiago!

Etapa 5. A Escravitude – Santiago de Compostela.

Distancia: 18,00 km – Duración: 04:00 h

Alojamiento: Hotel San Miguel

Más económico: Pensión Fonseca

La idea inicial era llegar a la misa del peregrino a las 12 en la Catedral, sin embargo no madrugamos lo suficiente para ello. En caso de interés se puede asistir también a las 19h.

Al poco de comenzar la etapa emprendemos una subida que nos acompañará casi todo lo que resta de camino. Poco a poco Santiago queda cada vez más cerca y el ansia por llegar va aumentando.

Camino de Santiago Portugués
Caminando duro con ansia de llegar a Santiago

En Milladoiro hacemos una pausa para el café y luego continuamos por un tramo con mucha carretera y viaductos y que recuerdo como uno de los menos agradables de este Camino de Santiago Portugués.

Por fin avistamos a lo lejos la catedral y vamos llegando a las aldeas que rodean Santiago. Después de cruzar la Ponte Vella sobre el río Sar, para entrar en la ciudad hay dos opciones: la variante de Santa Marta, más directa pero más urbana o el desvío por Conxo, más vistoso con su convento.

Ya metidos en Santiago, entramos en el casco viejo por la rúa do Franco y sólo tenemos que continuarla hasta llegar a nuestra meta, en la plaza del Obradoiro y ante nosotros la Catedral de Santiago. Y nos olvidamos del cansancio de nuestras piernas y del peso de nuestra mochila para vivir este momento único!

¿Planteándose también el Camino Francés?

¿Dudas con el calzado y la mochila?

Una respuesta a «Camino de Santiago Portugués desde Valença do Minho»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.