10 consejos para tu viaje a Tailandia y Camboya

Aquí van mis 10 consejos para aprovechar al máximo tu viaje a Tailandia y Camboya. Lo que a mi me gustaría haber sabido antes de ir. Desde que ropa llevar a como moverte. ¡No te lo pierdas!

Usa Grab

Descubrir Grab fue para nosotros como descubrir un tesoro. En Tailandia son coches, a veces taxis, otras uno normal. En Camboya también podías pedir un tuk-tuk a través de la aplicación.

Los precios son mucho más bajos de lo que puedas llegar a negociar. Además te ahorras el regateo y tienes la seguridad de que te va a dejar donde le has indicado. En Siem Reap por ejemplo nuestro hotel estaba un poco escondido y el conductor que no era de Grab se perdió varias veces, con la aplicación llevan maps en el móvil y saben el camino.

Lleva poca ropa, vieja y transpirable

Fue el primero de los consejos de una amiga que ya había estado por allí y no le hice el caso suficiente. En Camboya nuestra ropa blanca se transformó en naranja, no sabemos si por el agua, el polvo o el sudor. Además se me rompió un pantalón al subir al tuk-tuk y aparecían siempre manchas por todas partes.

Ten en cuenta que vas a sudar muchísimo, por lo que te recomiendo que lleves lo más transpirable que tengas o que seque rápido. Con las camisetas de algodón me pasaba todo el día empapada (y eso no luce en las fotos).

Nosotros llevamos una mochila con 7 kilos, no la cargues más, allí la ropa seca rápido.

Además, no te olvides de proteger tu mochila con una funda impermeable. Esto no es tanto por la lluvia como por lo que se llegan a ensuciar en cualquier desplazamiento. ¡Ella te lo agradecerá!

Compra allí anti mosquitos

No te obsesiones con ir cargada con botes y botes de anti mosquitos. Podrás encontrar spray con varios niveles de DEET o naturales en cualquier droguería, farmacia o supermercado. Además te van a salir por la mitad de precio que en España y dicen que son más efectivos contra los insectos autóctonos.

Descárgate los mapas

La cultura allí es diferente y decir «no» no está bien visto. Por ello si preguntas donde queda algún sitio y no saben pondrán cara de póker y dirán que por el primer sitio que se les ocurra. Descárgate una aplicación de mapas sin conexión si no vas a comprarte una tarjeta con datos, que probablemente no necesitarás porque hay WIFI en casi todas partes y no te vas de vacaciones para estar pendiente del móvil.

Saluda y da las gracias como ellos

Ellos saludan y dan las gracias juntando las manos en el pecho. Les gusta mucho que un occidental se adentre en su cultura comportándose de la misma forma. ¡Intenta ser uno más!

Respeta las normas de los templos

En los templos tienes que entrar siempre descalzo, con hombros y rodillas cubiertos, y sentarte sin apuntar a buddha con los pies. Puedes sentarte sobre tus tobillos o cruzar las piernas en pose yogi. No están bien vistas las demostraciones de afecto en público y mucho menos en los templos, así que no las hagas. Ellos no se suelen abrazar ni tocar demasiado, respeta su cultura.

Regatea bien y que no te engañen

Para moverte vas a tener que regatear. Intenta al menos conseguir la mitad de lo que te proponen o un poco por encima. Es verdad que ésta no es una regla universal, a veces ya te dan el precio bastante ajustado, otras muy inflado. Como en todo también hay que tener un poco de inteligencia emocional y ver que feeling te están dando y si puedes seguir apretando o no.

Otra estrategia que aprendimos con el tiempo, fue la de parar a conductores que circulaban vacíos. Suelen aceptar precios más bajos que los conductores que están parados. Comparar el precio con el que ofrece la app de Grab puede ser muy útil para hacerse una idea, aunque los precios en esta plataforma son más bajos que los de la calle.

Puede que algunos conductores de tuk-tuk te quieran llevar a un sitio intermedio antes que a tu destino, o que incluso te sugieran ir a tiendas de conocidos suyos. Asegúrate de dejar siempre claro el destino, y que el precio acordado es por tuk tuk y no por cada viajero.

Come en los mercados

Íbamos muy poco receptivos a comer en puestos callejeros por recomendaciones médicas, pero los mercados de Tailandia están genial, la comida riquísima y super barata. Nunca tuvimos ningún problema. Además disfrutarás de un ambiente muy animado y la experiencia será única.

Habla con locales

Habla con los locales, pregúntales. En Tailandia tuvimos más oportunidad de hacerlo que en Camboya. Con los chicos de los hostel, nuestra profesora de cocina, unos monjes, unos chicos de una tienda en Chiang Mai que nos dieron cobijo y cervezas un día de lluvia, con cualquiera en la parada del autobús. Ellos están deseando saber más sobre Europa y deseando hablar inglés. Seguro que a ti también te están asaltando mil dudas sobre su vida y costumbres. Descúbrelas.

Improvisa

La improvisación será tu mejor amiga en este viaje. Programa sólo los primeros días y fluye. Conocerás a mucha gente que va a llevar tiempo viajando por el sudeste asiático, ellos podrán aconsejarte. Puede que algún sitio te encante y quieras quedarte una noche más. Puede que por el contrario no te sientas a gusto en otro sitio y quieras irte. Programa con la mínima antelación posible y déjate llevar.

¿Ya has visto la ruta que hicimos por Tailandia y Camboya?

2 respuesta a “10 consejos para tu viaje a Tailandia y Camboya”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *